¡Rompe Ralph!, para nostálgicos de los arcade

El blog de Estrella ÁlvarezCine Espectáculos¡Rompe Ralph!, para nostálgicos de los arcade

¡Rompe Ralph!, para nostálgicos de los arcade

 ¡Rompe Ralph! o Ralph el Demoledor, llega a España en abril de 2013 en formato doméstico, en DVD, Blu-ray y 3D (pack con un dvd 3D y otro 2D), con una hora de contenido extra y escenas eliminadas, además de la inclusión del cortometraje Paperman, ganador del Óscar al mejor corto de animación. 

¡Rompe Ralph! es una película que supuso un giro en la producción Disney, y que recomiendo a todos los que alguna vez se engancharon a un videojuego arcade de los antiguos recreativos.

Originalidad no le falta, e impresiona el despliegue de creatividad y de medios. No te defraudará si eres conocedor de los videojuegos de los 80´s. y te hará revivir, -como me ha ocurrido a mí-, esos estupendos ratos en los que nos pasábamos horas frente a aquellas atrayentes máquinas de colores básicos: matando marcianitos, tragando cerezas para sumar puntos, saltando sobre setas, o colgándonos de lianas perseguidos por un mono gigante.

Los que sois padres hoy, podéis flipar con esta curiosa película, ¡Rompe Ralph! (o Golpea Ralph,  como se ha traducido en otros países), pero no adivino qué de todo esto llegan a percibir nuestros hijos. Imagino que para ellos ¡Rompe Ralph! es la historia de un villano de un videojuego que quiere dejar de ser malo, y en su huída queriendo realizar buenas acciones para cambiar de vida, topa con una niña con el pelo sucio, traviesa, inteligente, y de gran valor, empeñada en conseguir su sueño. El encuentro entre ambos será decisivo para que cada uno logre su objetivo. Vivirán momentos de peligro entre bichos mecánicos, con mucha acción desarrollada en los escenarios fantásticos de los diferentes videojuegos, desde el Fix-it Félix Jr, el Hero,s Duty, y el Sugar Rush.

Y es precisamente esto, que toda la historia de Golpea Ralph tenga lugar dentro de las grandes máquinas de los videojuegos conectadas entre sí por una central de energía, lo que la hace increíblemente frenética y vistosa, pues los personajes se mueven entre mundos de chuches, chocolates y dulces, que parecen salidos del Dylan´s Candy, entre edificios tortuosos, y sobre pistas de carreras imposibles

De los protagonistas, yo siempre digo que si sales del cine con ganas de comprarte un muñeco Ralph o una muñequita Vanellope von Schweetz es que los personajes te han llegado al corazón, y en la película, en algún momento su ternura nos obliga a echar la lagrimita.

Confieso que escogimos la película por convenirnos el horario de proyección en Kinépolis (Madrid), no por el título, y no nos defraudó. Y por cierto, he de decir que como sigan con los precios de 9,90€ cada entrada de adulto y 8,90€ los niños, creo que vamos a preferir comprar las películas por Smart TV y organizarnos tardes de cine en familia, porque esas tarifas son ya escandalosas. ¿Cómo puede ser que el cine comience a estar más caro que el teatro?

El caso es que entramos en la sala sin tener idea de lo que íbamos a ver y salimos sorprendidos con ¡Rompe Ralph! Quizás más los padres que fuimos jóvenes en los 80,s , que los niños de hoy más hechos a cuidar mascotas virtuales. Los guiños a los videojuegos arcade son continuos (Sonic the Hedgehog, Pacman…), y las imágenes referentes son exactas, como los movimientos de los personajes, los dibujos y las tonadillas de 8 bits. En general, hay mucho respeto y cuidado por la tecnología de ocio del pasado.

Me ha sorprendido Disney con esta película, más del estilo Pixar que de la factoría de princesas, pues ha apostado por personajes muy diferentes a los que nos tiene acostumbrados, cuyo lenguaje y formas, a veces resultan excesivamente coloquiales e indómitos.

Aquí os dejo el trailer de la película.


Estrella Álvarez

Add Comment